lunes, 31 de octubre de 2016

Críticas por mi acento español


Para todas aquellas personas que me critican o se preguntan por mi acento, les digo de que no hay que juzgar a las personas mientras no las conoces o criticar a un país dónde nunca has estado (y si has estado e igual te parece feo mi acento), te digo hermano catracho, las cosas no son como las ves o no son cómo te pasan a tí. Cada uno lleva un estiló de vida cómo le toque, no todos tenemos la misma suerte que tú (o tú mala suerte eso está claro). 

Bueno lo que les quiero contar, en la vida que llevo aquí en éste país, he tenido mucha suerte en algunas cosas y mala suerte, pero aquí (España) estoy echándole ganas.




En la vida, no sólo hay que saber perder si no que también  ganar y triunfar. En mi primer trabajo tuve mucha suerte, lo primero es que me dieron la oportunidad de poder aprender de las cosas que yo no tenía ni idea en éste país como se hacían, no es igual trabajar en Honduras qué en España. 

Las comidas, los nombres de las cosas, el cómo te expresas con alguien, no todo es igual, aunque hablamos el español no mencionámos las cosas cómo catrachos o como las llamas en tú país en general, aquí por pequeño que sea algo tiene un nombre distinto al nuestro lenguaje, en ese trabajo.
Durante los años que estoy aquí en España, no han sido para nada fáciles. Todos los extranjeros que trabajamos en España lo pasamos al principio muy mal. Tenemos que adaptarnos por obligación a las formas de vida, la forma cultural del país y sobretodo al idioma. El lenguaje en el caso de España, es parecido al de Honduras, sin embargo hay una gran diferencia, tanto en la hora de escribir como en la hora de mantener una conversación.
Te sientes cómo un bicho  pero si que hay gente muy mala que te hace mucho daño. En mi caso, me tocó una jefa que me decía que hablara el español de su país (castellano) y como he trabajado con niños me decían que no querían que sus hijos no aprendieran a  hablara mi español catracho.Cuándo yo hablaba mi español se reían de mi y se burlaban y me decían, "es incorrecto hablar así" , ahora entienden  amigos catrachos, aquí no es cómo parece, no todos corren la suerte o la mala suerte de tener jefes que sean buena gente o demasiados estrictos, No se puede decir a tus jefes o a cualquier persona que habla el español, el imponerles el idioma catracho ya que las tienes de perder, pues si te mantienes firme a tu lenguaje catracho fuera del país...no te entenderán lo que dices, tristemente se reirán o te lo reprocharán.

En resumidas cuentas, lo que os quiero decir, es que el catracho o la catracha que venga a España, por obligación, pese a que se ame nuestro lenguaje por patriotismo, en España, se considera nuestras hablas (no solamente la hondureña. podemos hablar de la mexicana, la cubana y de casi todos los países Latinoamericanos)como incorrectas y en su mayor parte no se nos valorará lo suficiente a la hora de encontrar trabajo o de tener un trato de cara a cara con un español, tanto sea como ir de compra al supermercado o a una tienda de ropa (ej: brasieles = sujetador y los blumer aquí en España se dice bragas) , como una entrevista de trabajo o en cualquier zona, siendo objeto de burla, de crítica y de pocas oportunidades para aquellos que intentemos hablar lenguaje catracho en España. Parece fácil verlo desde dentro de Honduras pero hay que pisar territorio español para darse cuenta de una realidad que miles de catrachos pasamos fuera de nuestro territorio patrio.

A medida que pasa el tiempo te acostumbras a hablar y escribir el español ya que la mayoría del tiempo convives con gente española.

...hay más abajo...

O mediante E-Mail para recibir mis artículos

Google+ Followers

Sígueme en Instagram

Los artículos más vistos del mes